muro la estancia

Carmelo Urso
Ysabel Carrión
Rodrigo Risquez

Los muros son antipáticos
Los muros alzan fronteras
Los muros parecen dividir al mundo
Pero detrás de cada muro
Hallarás un amor escondido

Este viejo muro estanciero
Es el añoso defensor de la casa

Tan majestuoso y altivo como el samán

Tan curtido como las imperecederas lajas de
Ese centenario Patio del Secado del Café
Al que celosamente protege

Tan lleno de historia como las encarnadas tejas de la casona

Detrás del muro percibirás el silencio
Que escasea en la ciudad
El verdor que nos robaron los rascacielos
El aroma de las flores de una Caracas que se nos fue
Y el canto de las aves que ya no tienen donde anidar

Que no te engañen las apariencias
Ese muro tachonado de añoranzas
Nos abre a un mundo
De inédita libertad

En el que aún escuchamos
El canto de pericos, canarios y cristofués

El amoroso manar del cauce
Que chispea desde la entraña avileña

Y el plácido rumor del mijao
A la sombra de su inmensa copa

Porque este muro no es un muro:
Es el protector de una utopía.